Nuestra historia en el mundo

Nuestra historia en el mundo

Nuestra trayectoria colecciona sueños, memorias y alegrías. Recordar que todo comenzó con la creación de una marca hecha exclusivamente para el alma infantil, nos transforma. Al final, dentro de cada uno de nosotros vive un alma de niño capaz de traer fantasías y creatividad para la vida.

En cada línea, lo extraordinario. En cada capítulo, una capa extra de alegría. Una fascinación por el color en la vida. Nuestra herencia es sorprendente, excitante y acogedora. Y en los entresijos de the Fini Company, encontramos aquella que dio inicio al gran sueño: Fini.

Nuestra historia en el mundo

Nuestra historia en el mundo

Nuestra trayectoria colecciona sueños, memorias y alegrías. Recordar que todo comenzó con la creación de una marca hecha exclusivamente para el alma infantil, nos transforma. Al final, dentro de cada uno de nosotros vive un alma de niño capaz de traer fantasías y creatividad para la vida.

En cada línea, lo extraordinario. En cada capítulo, una capa extra de alegría. Una fascinación por el color en la vida. Nuestra herencia es sorprendente, excitante y acogedora. Y en los entresijos de the Fini Company, encontramos aquella que dio inicio al gran sueño: Fini.

Desde el inicio fue así. Nacimos en 1971 del gran sueño de Don Manuel Sánchez Cano, español, hijo de campesinos, que a los 12 años comenzó el viaje que lo convertiría en un emprendedor innato. Con más de 40 años, al lado de sus hijos y su amada esposa, realizó un gran sueño: crear alegrías y delicias.

 

Ante los momentos críticos, Don Manuel siempre decía “existen desafíos que vienen para bien” y de los fracasos, persistencia, esfuerzo y mucho aprendizaje, los resultados fueron alcanzados. Emprender es soñar y ser resiliente.

 

¡Y recordar que todo comenzó de forma artesanal! En la cocina, Don Manuel y su esposa preparaban las recetas, mientras los hijos embalaban los caramelos y recorrían de bicicleta las calles de la pequeña Murcia ¡Del sueño y amor de la familia se hizo nuestra historia!

 

De a poco nacían los chicles, los caramelos de gelatina, los marshmallows y los regalices. Con sabor de infancia, los primeros productos tenían sabor a tutti-frutti. En la década de 1990 las clásicas Dentaduras entraron en el juego de la familia.

 

En los años 1980, todas estas delicias conquistaron Europa. Y en la década de 1990 llegaron a Brasil.​ De océano a océano, llevamos alegrías y creamos momentos mágicos para más de 100 países, con más de 1.000 productos y más de 90.000 toneladas de dulces producidos por el mundo. Del sueño se hizo la referencia en Gummies en la venta minorista a nivel global.

Fue en 1971, en la provincia de España en Murcia, nació Fini.
Una familia que hace 50 años empezó a elaborar dulces caseros en España: nuestro fundador Dom Manuel y su hijo Antonio Andrés.